¡TENGO QUE DEJAR DE EXIGIRME!

La exigencia es un mecanismo que a menudo utilizamos muchas personas para controlar nuestro día a día, controlarnos a nosotros y controlar a los demás. Sin embargo, debemos llevar cuidado con esta exigencia, ya que puede servirnos en algunas ocasiones, pero es posible que en otras situaciones nos pueda hacer daño.

Me sorprendí a mí misma hablando con mi hermano, ¡exigiéndome no exigirme! ¡Vaya paradoja! 

Tomar consciencia de las propias exigencias y tener cuidado con intentar no exigirme es un trabajo personal importante que debemos tener en cuenta en nuestro camino en el autoconocimiento.

Las personas exigentes llevamos una mochila con un peso añadido, donde detrás está el perfeccionismo. Nos exigimos a nosotras hacerlo todo bien, lo mejor posible, encargarnos de todo, cumplir con todo, y además, lo peor de todo, es que también se lo exigimos a los demás. Exigimos que los demás cumplan nuestras expectativas.

Pero querida amiga, querido amigo, siento decirte una verdad: “los demás no están ahí para cubrir nuestras expectativas”.

El primer paso para rebajar nuestra autoexigencia es la de tomar consciencia de ella y saber de dónde viene. Podemos cerrar los ojos y pensar, recordar, sentir, una situación en la que empezó a surgir esta exigencia, para qué surgió, de qué me sirvió (porque es posible que en ese momento te sirviera, y mucho). Pero ¿y ahora?, esa exigencia que sigue presente, incluso a veces de forma desmesurada, ¿me sirve? En mi día a día ¿me beneficia? Aquí es cuando tengo que hacer un trabajo reflexivo y separar (como en las plantas de reciclado): lo que me sirve me lo quedo y lo que no, lo descarto.

La observación de nosotros mismos, de nuestros comportamientos y de nuestros bloqueos, ¡sin exigirnos ser perfectos! Sino más bien, con una actitud de pillarnos a nosotros mismos “in fragantis”, con humor y aceptación, es el camino hacia el verdadero cambio personal hacia el autodescubrimiento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: